Infiltración de aguas pluviales

Con el crecimiento de las urbanizaciones, la capacidad que el suelo tiene para poder absorber el agua de lluvia, a menudo se reduce ó anula debido a la construccion de superficies impermeables como tejados, pavimentos, carreteras, parkings, etc. y la lluvia que antes, de forma natural, ahora se pierde por la red de alcantarillado.

Este es un ejemplo de funcionamiento de un Sistema de Drenaje sostenible – SuDS Combinación del sistema de infiltración drenotube® + depósitos acumuladores enterrados. La capacidad de acumulación de los depósitos se pueden utilizar para el riego. Cuando el tanque se llena, el exceso de agua se deriva al sistema de infiltración de aguas pluviales drenotube® para la recarga de las aguas subterráneas.

1 – Filtración
2 – Sedimentación

3 – Tanque de acumulación
4 – drenotube® Infiltración agua de lluvia

5 – Aguas subterráneas

Drenotube ayuda a recuperar el ciclo natural del agua mediante la infiltración en el terreno.

El control del agua de lluvia tambien ayuda a reducir los daños por inundaciones.

Instalación fácil y rápida sin necesidad de utilizar grava. Es flexible y por tanto puede sortear cualquier obstáculo. Fabricado con material reciclado y dispone de certificación CE

​Es muy importante instalar un sistema de filtración antes de que el agua entre en el sistema de infiltración drenotube® En algunos casos el agua de escorrentía esta muy contaminada y debe ser tratada mediante filtración / sedimentación / separación.

Otras ventajas:

    • Minimiza la acumulación de agua de escorrentía durante episodios breves de lluvias intensas.

    • Evita la proliferación de mosquitos y otros insectos.

    • Permite una alta tasa de infiltración distribuida por toda la instalación.

    • Reduce y frena el agua de escorrentía.

    • Favorece los acuíferos y los niveles freáticos.

    • Gestiona un recurso natural, evitando su contaminación.

    • Bajo mantenimiento y larga durabilidad.

    • Controla la polución – filtración a través de la capa del suelo.

    • Ahorra el tratamiento de las aguas de lluvia – reduce la descarga en la red de alcantarillado y su posterior tratamiento.

  • La distancia vertical a las aguas subterráneas debe ser de al menos 1 – 1,5 m
  • Hay que tener en cuenta la porosidad y la permeabilidad del suelo – Mínima tasa de infiltración.
  • Respete las distancias a los edificios para evitar un impacto negativo en las cimentaciones (al menos 6 m)

Todo en uno ...